Boleto Combo del Gran Museo de la Catedral de Florencia

Boleto Combo del Gran Museo de la Catedral de Florencia
Desde 3.00

Organización Técnica Opera di S. M. del Fiore di Firenze
Provided by Opera di S. M. del Fiore di Firenze

Panoràmica

IMPORTANTE: ¡ADVERTENCIA! NO SE PERMITIRÁ la entrada a quien se presente sin el BOLETO enviado por nosotros. La confirmación del pago de parte banco NO ES VÁLIDA para la entrada.

Preventa en línea del boleto acumulativo que permite la entrada a todos los sitios del Gran Museo de la Catedral de Florencia - Complejo Monumental de Santa Maria del Fiore - formado por

  • Galería de la Opera di Santa Maria del Fiore
  • La Cúpula de Brunelleschi
  • El Campanario de Giotto
  • Baptisterio de San Giovanni
  • Sitio arqueológico de Santa Reparata

La preventa permite una entrada a cada sitio del Gran Museo de la Catedral de Florencia. El boleto no permite dos entradas al mismo monumento.

La preventa no incluye la reserva de la prioridad de entrada a ningún monumento, sino el comienzo de validez del billete.

Es posible reservar el horario de visita a la Cúpula, el Campanario y el Museo, de forma gratuita y según disponibilidad, en un segundo momento, un boleto a la vez. A partir del 1 de noviembre del 2016, para acceder a la cúpula de Brunelleschi es obligatoria la reserva de la visita. La reserva para la entrada de la Torre de la Campana y el Museo es opcional, pero se recomienda.

El horario indicato en el módulo de reservación se refiere únicamente al primer horario de apertura. El boleto debe ser utilizado antes de la medianoche del sexto día a partir de la fecha seleccionada al momento de la compra, y es válido por 48 horas a partir de la entrada al primer monumento.

IMPORTANTE: Los errores en la selección de la fecha de la visita no son reembolsables.

El boleto contiene un código de barras leído por los torniquetes en las entradas de los diferentes sitios.
No se recomienda el uso de tablets debido a la dificultad de la lectura del código de barras en la entrada.

El cliente con el  boleto debe presentarse directamente en la fila de entrada sin pasar por la fila de la taquilla.

El ticket es personal y no transferible

** ATENCIÓN GRUPOS: para asegurar la correcta generación de las entradas, el número máximo de entradas por cada orden es de 10. Para grupos de más de 10 unidades es entonces necesario realizar un pedido por cada diez personas o fracción. **

IMPORTANTE: Después de haber completado con éxito una reservación, recibirá un correo electrònico de confirmación con el link al boleto. A fin de poder recibir, le suplicamos que se asegure de escribir correctamente su dirección de correo electrónico y verificar que los filtros anti-spam no bloqueen nuestros mensajes.

Política de cancelación: No es posible reembolsar, salvo que los monumentos permanezcan cerrados por el entero periodo de validez del ticket.

IMPORTANTE: REGLAS DE CONDUCTA:
El complejo monumental de Santa Maria del Fiore es sobre todo un lugar de culto y oración: los visitantes deben respetar algunas simples reglas de conducta en respeto del lugar y las personas. La reservación del ticket NO garantiza la entrada ni la permanencia en los monumentos si no se respetan estas reglas de conducta, especialmente la del vestido.

  • Utilizar ropa adecuada: no se permite la entrada con hombros y piernas descubiertas. Atención especial al vestido adecuado, sin el cual será negada la entrada a la Catedral, el Baptisterio y la Cripta.
  • Guardar silencio
  • Apagar los teléfonos celulares
  • No comer ni beber
  • No entrar con animales
  • No tocar las obras
  • No fumar
  • No usar flash o trípode
  • No se permite la entrada con maletas grandes
  • No existe guardarropa

Detalles

El Nuevo Grande Museo del Duomo

El 29 de octubre del 2015 fue inaugurado el nuevo Grande Museo del Duomo, completamente renovado, más grande y rico de obras maestras, algunas nunca antes expuestas. Fue fundado en el 1881, exactamente donde Miguel Ángel esculpió el David, para reunir las obras realizadas para la Catedral durante los siglos. La colección era importante y el espacio se revelo insuficiente. Por este motivo, en 1997, la Opera del Duomo compró un gran edificio adyacente al museo para ampliar significativamente el área del museo. Tras importantes obras estructurales nació el Nuevo Museo del Duomo: 6 mil metros cuadrados de espacio expositivo (el doble respecto al pasado), 25 salas dispuestas en 3 pisos, algunas de gran tamaño para poder acoger las reproducciones a escala natural.

El renovado Grande Museo del Duomo expone la más importante colección de escultura florentina medieval y renacentista. Más de 750 obras entre estatuas y relieves de mármol, bronce y plata, incluyendo obras maestras de los mayores artistas de la época, como Miguel Ángel, Donatello, Pisano, Ghiberti, Arnolfo di Cambio y muchos más. El recorrido es una verdadera inmersión, llena de novedades: más de 200 obras visibles por primera vez tras el restauro, como la Magdalena de Donatello, la Puerta Norte del Baptisterio de Lorenzo Ghiberti o los veintisiete paneles grabados en oro y seda polícroma sobre diseños de Antonio del Pollaiolo.

La escultura halla en este museo el espacio más importante de Florencia, con decenas de obras extraordinarias. El verdadero clímax es la presencia de dos obras maestras absolutas del arte italiano: La Piedad de Miguel Ángel y la Magdalena y los Profetas de Donatello. De igual importancia el Coro de Luca della Robbia, la Puerta del Paraíso y la Puerta Norte del Baptisterio de Lorenzo Ghiberti. Obras que vuelven único este museo en Italia.

Ningún detalle ha sido dejado de lado. En el Grande Museo del Duomo encontrarás una atención sin precedentes a la disposición, para presentar a los visitantes una experiencia única, nueva y significativa. Luces, espacios y formas se funden en un recorrido sugestivo, donde la tecnología y la modernidad guían al visitante en la narración del valor histórico y artístico de las obras, gracias a la atención dedicadas a los paneles, guías, video y aplicación dedicada.

Te quedarás a boca abierta entrando en la espectacular Sala de la Antigua fachada, donde ha sido realizado un enorme modelo en escala 1:1 de la antigua fachada de la Catedral de Florencia realizada por Arnolfo di Cambio en el 1296, nunca completada y destruida en el 1587. Frente a esta enorme reconstrucción (basada sobre un dibujo original del siglo XVI) se encuentran 40 estatuas realizadas originalmente para la fachada por artistas como Donatello.

No menos espectacular la Galería del Campanario de Giotto: en 36 metros de largo propone 16 estatuas de altura natural (incluyendo obras maestras de Donatello) y las 54 azulejos que decoraban el campanario. Es muy sugestivo el juego visual entre esta sala y la de reconstrucción de la fachada, gracias a aperturas que comunican visualmente los dos ambientes.

La bellísima Galería de la Cúpula de Brunellesci contiene algunos modelos de madera del siglo XV (incluyendo uno atribuido a Brunelleschi) además de varios materiales e instrumentos utilizados para su construcción, así como la máscara funeraria del artista,

En el segundo piso se encuentra otra galería, donde se explican los intentos de la familia Medici de modernizar la Catedral con varios proyectos y propuestas. Y al final de la galería, encontrarás frente a tus ojos una vista impresionante de la Cúpula, así como desde el tercer piso, donde la terraza panorámica domina desde lo alto el centro histórico de Florencia. El modo ideal para imprimir en la mente un recuerdo inolvidable de Florencia y este riquísimo museo.

La Cúpula de Brunelleschi

Formada por dos tapas de forma ojival unidas entre ellas, la cúpula octagonal fue cubierta por la bóveda del 1418 al 1434 según el proyecto de Filippo Brunelleschi, presentado a un concurso en el 1418 y aceptado después de muchos contrastes en el 1420. El templo, dedicado a Santa María del Fiore, fue consagrado el 25 de marzo del 1436.

Maravilla de la arquitectura mundial, que por sus dificultades técnicas y su tamaño es aún un misterio de ejecución. Durante la visita se pueden apreciar los detalles de esta obra, fruto del inmenso genio de Brunelleschi, que conserva aún el récord de la mayor cúpula de ladrillos del mundo. Las pasarelas, corredores y escaleras de caracol que llevan a la terraza panorámica (92 metros) permiten revivir las sugestivas sensaciones en un paseo que transporta a los visitantes con la mente siglos atrás, en un cuadro de más de tres mil metros cuadrados de superficie cubierta de frescos.

Su diámetro es de 45.5 metros, el mismo del interior el Baptisterio. La sorprendente innovación de Brunelleschi fue construir la cúpula sin un soporte, gracias al uso de una doble bóveda con interespacio, de las que la interna (con más de dos metros de espesor), hecha con piedras cortadas a forma cuña dispuestas como una espina de pescado, tiene la función estructural, mientras la externa es de cobertura. En la punta de la cúpula se encuentra la linterna con cobertura a cono, diseñada por Brunelleschi y realizada después de su muerte (1446) y la bola de cobre dorado con la cruz, que contiene reliquias sagradas, obra de Andrea del Verrocchio, colocada en el 1466.

La decoración de frescos en la cúpula de Brunelleschi fue realizada entre el 1572 y el 1579 por Giorgio Vasari y Federico Zuccari, y presenta el mismo tema iconográfico del Baptisterios: el Juicio Universal. Los frescos de la cúpula fueron objeto de una restauración global entre el 1978 y el 1994.

El Campanario de Giotto

El Campanario de Giotto es uno de los cuatro principales componentes de la Plaza del Duomo. Con 84.7 m de altura y 15 de ancho, es el más elocuente ejemplo de la arquitectura gótica Florentina del siglo XIV, que aún en la altura no abandona el principio de la solidez. Presenta refuerzos angulares que suben hasta la corona en relieve horizontl.

Recubierto de mármol blanco, rojo y verde como los que adornan la Catedral, el majestuoso campanario de base cuadrada, considerado el más bello de Italia (probablemente creado más como elemento decorativo que funcional), fue iniciado por Giotto en el 1334.

A su muerte en el 1337, Giotto logró ver realizada solo la primera parte del proyecto, hasta la altura de los azulejos octagonales, una especie de cuento figurativo, realizadas por Andrea Pisano siguiendo los diseños del mismo Giotto, y los relieves, antiguamente con relleno azul, del mimo Andrea Pisano e Luca della Robbia.

Continuado por Andrea Pisano, que terminó los dos primeros pisos respetando el proyecto de Giotto, el campanario se embelleció con la decoración externa a rombos, con la intervención de Alberto Arnoldi. En el rico aparato decorativo de azulejos hexagonales y rombos, se expresa el concepto del orden universal y la historia de la Redención. Los relieves inician con la Creación del hombre, seguida por la representación de sus actividades, los Planetas que regulan el curso de su existencia, las Virtudes que lo fortalecen, las Artes Liberales que lo instruyen y los Sacramentos que lo santifican.

Un párrafo aparte debemos dedicarlo a las estatuas, concebidas como elementos integrales del edificio, más que como componentes decorativos. En el segundo estante, en los bajorrelieves, Andrea Pisano sustituyó dieciséis nichos destinados a contener figuras de Reyes y Sibilas, y estatuas de Patriarcas y Profetas, estas últimas realizadas posteriormente por Nanni di Banco y Donatello, que incluyen un bellísimo grupo del Sacrificio de Isaac de Donatello, que representa una de las conquistas más importantes del naturalismo del siglo XV en la escultura. Los originales de todas las esculturas se encuentran en el Museo dell'Opera, por motivos de conservación. Más arriba, en el segundo piso, Andrea Pisano elaboró otros dieciséis nichos vacíos dibujados en el mármol.

Durante dos años, del 1348 al 1350, las obras fueron interrumpidas, pero el Campanario fue completado en el 1359, después de los terribles años de la peste negra, por Francesco Talenti, genial creador de los ventanales de los niveles altos, que tuvo el mérito de traspasar la estructura con la luz, gracias a los parteluces acoplados de estilo Siena y a los grandes tréboles a tímpano, volviendo así el edificio elegantemente gótico aún manteniendo la característica clásica del conjunto. Una gran terraza, a más de 400 escalones sobre el piso, extendida hacia afuera, que funciona como techo panorámico, es la última pieza de la obra de Talnti, que anula así el proyecto de la cobertura a pináculos a cúspide de Giotto.

Baptisterio de San Giovanni

A planta octagonal, totalmente recubierto de lastras de mármol blanco y verde de Prato, el Baptisterio está cubierto por una cúpula de 8 puntas que apoya sobre las paredes del perímetro, escondida desde el exterior por la elevación de las paredes sobre el arco del segundo nivel y por un techo a pirámide aplastada. Esta estructura tan fascinante, pero tan compleja, ha creado muchos problemas para fecharla.

Los florentinos del medievo creían que el Baptisterio era un edificio antiguo, del periodo romano de la ciudad: un templo pagano transformado en iglesia. De hecho, gran parte del recubrimiento de mármol de Baptisterio, así como muchos fragmentos e inscripciones antiguas y las grandes columnas que sostienen el entablamento sobre las puertas al interior, provienen de las ruinas de la Florentia romana, quizás de algún edificio pagano.

El Baptisterio que vemos hoy es fruto de la ampliación de un Baptisterio primitivo, del siglo IV o V. Las excavaciones del último siglo han efectivamente revelado restos de construcciones romanas bajo el Baptisterio y bajo la Catedral. En el pavimento, algunas rejas dan luz a un subterráneo donde se conservan los restos de una casa romana con pavimentos a mosaico con motivos geométricos.

A inicios del 1100, San Giovanni fue recubierto por espléndidas incrustaciones verdes y blancas que reemplazaron la piedra arenisca. De mediados a finales del siglo XII fue probablemente agregado el tercer nivel con los compartimentos de mármol y el techo a pirámide con la linterna. En el 1202, la antigua ábside semicircular fue sustituida con la actual rectangular. El edificio representa bien la arquitectura románica de la ciudad.

En la segunda mitad del siglo XI se recubrió de mármol el interior, que, junto con las columnas monolíticas y los dos sarcófagos, evoca la "gravitas" del Pantheon romano. El pavimento con incrustaciones de mármol de tipo oriental, está lleno de motivos decorativos que lo asemejan a un tapete, donde destacan elementos zodiacales. Al interior, en la pared derecha del ábside, se observa el sarcófago del Obispo Ranieri, con una inscripción en hexámetros leoninos del 1113; a la derecha del ábside, el sepulcro de Baldassarre Cossa, el antipapa Giovanni XXIII, realizado por Donatello y Michelozzo en el 1421-27.

Parejas de fuentes bautismales sobre columnas espirales, un candelabro atribuido a un seguidor de Arnoldo y una fuente bautismal de finales del siglo XIV atribuida a un seguidor de Andrea Pisano, completan el aparato decorativo. Recordemos que la mayor parte de las decoraciones del Baptisterio, entre los que se encuentra la Maddalena de Donatello, se encuentran conservados en el Museo dell'Opera del Duomo.

Durante el siglo XIII, se inicia la decoración a mosaico del interior, cubriendo el ábside y la entera cúpula, con la intervención de Jacopo Torriti y, quizás, de la nueva escuela de pintura florentina:Cimabue y Coppo di Marcovaldo. Los mosaicos están dominados por la enorme figura de Cristo Juez con escenas del juicio universal, que ocupan tres de las ocho puntas de la cúpula. En los registros horizontales superpuestos de las otras cinco puntas, se representa las historias de San Juan Bautista, patrón de Florencia, de Cristo, de José y de la Génesis. Al centro de la cúpula, en el registro más alto, se representan las jerarquías de los ángeles.

Con el patronato de la rica Arte de Calimala, el Baptisterio fue enriquecido con tres bellísimas portas de bronce. La más antigua, es la sur, que estaba originalmente colocada hacia el oriente y posteriormente sustituida con la llamada "del Paraíso" de Ghiberti: fue comisionada al escultor Andrea Pisano, que la realizó entre el 1330 y el 1336. Muestra en los veinte compartimentos superiores los episodios de la vida del Bautista y en los demás ocho, las Virtudes cristianas. El friso que la rodea, esculpido a mediados del siglo XV, fue realizado por Vittorio Ghiberti, hijo de Lorenzo Ghiberti. De Vincenzo Danti,del 1570, es en cambio el grupo de bronce con el Bautista, su verdugo y Salomé, colocado sobre el entablamento.

La puerta norte fue la segunda que se realizó. Fue el banco de prueba durante el concurso del 1401, que ganó Lorenzo Ghiberti, y en el que perdieron muchos artistas, como Brunelleschi y Jacopo della Quercia. Básicamente con la misma disposición de la puerta sur, representa en los veinte azulejos superiores escenas del Nuevo Testamento y en los ocho inferiores los Evangelistas y los cuatro Padres de la Iglesia. Las puertas, decoradas con historias de la vida de Cristo, son también de Lorenzo Ghiberti, mientras que en el entablamento vemos el grupo de la Predicación del Bautista de Giovan Francesco Rustici. Sobre la ventana, el águila de Calimala que sostiene el "torsello".

La última es la puerta oriental, llamada por Miguel Ángel la Puerta del Paraíso, la obra maestra totalmente del Renacimiento de Ghiberti y sus ayudantes, entre los que se encuentra Luca della Robbia. Ghiberti y su taller obtuvieron sin concurso la comisión de la puerta que fue realizada en formato diferente a las otras dos, en 10 grandes azulejos. Estos recuadros que ilustran escenas del Antiguo Testamento, no están ya vinculados al marco gótico, y proponen nuevas soluciones de perspectiva y el "stiacciato" de Donatello. Las esculturas sobre la puerta, del 1502, son obra de Andrea Sansovino y de Innocenzo Spinazzi. Cabe destacar, a los lados de la Puerta del Paraíso, dos columnas de pórfido, regaladas por los pisanos a los florentinos, por su ayuda militar en el 1117 en defensa contra los habitantes de Lucca, mientras la flota pisana estaba ocupada en las Islas Baleares contra los musulmanes.

El sitio arqueológico de la cripta de Santa Reparata

Entre el 1965 y el 1973, una importante campaña de excavaciones llevada a cabo bajo la Catedral de Santa Maria del Fiore trajo a la luz los restos de la antigua basílica de Santa Reparata, la prueba más seguro de la primera cristiandad en Florencia, después de las pocas noticias que dieron las excavaciones de Santa Felicita y la poca disponibilidad de documentos de la primitiva catedral de San Lorenzo. Ahora, poco más de dos metros y medio nos separan de la antigua basílica paleocristiana de Florencia, restaurada varias veces y utilizada también como sitio de reuniones del Parlamento de la República antes de la construcción de Palazzo Vecchio.

Santa Reparata era uno de los complejos paleocristianos de Tuscia, aún más importante si se considera su posición enfrente del Baptisterio, pero ocho metros más adelante de la actual catedral. Abierta, luminosa, parecida a S. Apollinare Nuovo de Ravenna, con arcos elegantes y columnas de mármol: así debía ser la primera Santa Reparata. La planta era a 3 naves, con columnas que delimitaban la central y un recinto que separaba el coro absidal y el área de culto de la zona pública de la iglesia, con una extensión en el corredor central para la distribución de la comunión. El origen de su construcción es probablemente una promesa de fe, para agradecer la victoria cristiana en el 405, sobre Radagasio, rey de los Godos.

Reconstruida posteriormente en época carolingia, por los daños sufridos en la guerra gótico-bizantina, Santa Reoarata mantuvo su disposición precedente con la adición de dos capillas laterales en la zona absidal, una pequeña cripta y un nuevo pavimento, y podemos imaginarla parecida a la contemporánea iglesia de la Abadia de Pomposa de Ferrara.

Alrededor de los años 1050 - 1106, fue construido un coro realzado y una nueva cripta, donde fue conservado el cuerpo de San Zanobi, transferido desde la antigua catedral de San Lorenzo en e siglo IX, hasta los 40's del siglo XV, desde donde fue transportado a la nueva catedral.

Reconstrucciones sucesivas mantuvieron en vida Santa Reparata hasta el 1379, cuando fue definitivamente demolida para dar espacio a la nueva Catedral. Una imagen de Santa Reparata de este periodo se observa en el fresco del Museo del Bigallo della Madonna dell Misericordia.

Podríamos afirmar, sin lugar a dudas, que bajo la actual Catedral existen los restos de 4 iglesias: una original y tres reconstrucciones. Al interior de la Catedral, entre el primer y el segundo pilar del lado derecho de la nave central, se accede a una escalera que baja a los restos de la antigua Catedral. La amplia área, abierta al público en el 1974, contiene numerosos restos de muros y pavimentos de casas de la Florentia romana. En el pavimento se observan los nombres de los 14 donadores de origen latino que financiaron la construcción.

El pavimento es admirable, porque está formado por un bellísimo mosaico policromático con decoraciones geométricas, entre las que se encuentra también el símbolo de la cruz, parecidos a los pavimentos del Duomo d'Aquileia.Notable un bellísimo pavo real, símbolo de inmortalidad, uno de los poco elementos figurativos que quedan.

Un fresco florentino de mediados del siglo XIV que decoraba la pared semicircular del ábside de la derecha, obra de un pintor de la escuela de Giotto, nos hace pensar que Santa Reparata, aún condenada a muerte y ya dentro de la nueva Catedral, tenía aún el cariño de los florentinos.

Hay muchísimas lápidas de tumbas, entre las que se encuentra la bellísima de Lando di Giano, capellán de Santa Reparata, fallecido en el 1353, la de Niccoló Squarcialupi del 1313, la de Giovannini Di Alamanno de' Medici, fallecido en el 1352, y quizás, pero aún no seguro, los sepulcros de dos Papas: Stefano IX y quizás Niccoló II, ex-obispo de Florencia en el 1058. Durante las excavaciones fue encontrada también la tumba de Filippo Brunelleschi, pero no se hallaron rastros de las de Giotto, Arnolfo di Cambio y Andrea Pisano, que según la leyenda están aquí.

Precios

Entradas a precio entero.

Entradas a precio reducido:

  • Miembros de la FAI
  • Niños entre 6 y 11 años cumplidos

* Atención: Hay controles aleatorios de la compra de boletos reducidos

Entradas gratis (SOLO EN TAQUILLA):

  • Niños menores de 6 años de edad
  • 1 boleto gratis para el maestro o el acompañante de grupos escolares, cada 10 alumnos
  • 1 boleto gratis para el acompañante de grupos, cada 20 personas
  • La policía, por razones de servicio específicos
  • Periodistas con carné oficial de Prensa Extranjera en Italia, con carné expedido por el Orden Nacional Italiano de Periodistas o autorizados por la Opera di Santa Maria del Fiore
  • Personas con discapacidad (para sus cuidadores sólo si su presencia es indispensable)
  • Guías turísticas oficiales de Florencia
  • miembros del ICOM/ICOMOS
  • Sacerdotes, religiosos y religiosas

Comentarios



WARNING:La admisión al lugar reservado será negada sin la presentación del voucher. La presentación de una copia del módulo de orden no da derecho a ser admitidos. No existen excepciones a esta regla.

Waf.it y Weekendafirenze.com son marcas registradas por Weekend a Firenze Srl en la Cámara de Comercio de Florencia, autorización nr. 0469879 - capital social. € 61.200,00 - Copyright © 1995 - 2016 por Weekend a Firenze ® s.r.l. - Via Pistoiese 132, 59100 Prato (ITALY) - Fax +39-0574-401744 - p. IVA 02180560480 - Derechos reservados - Informaciones

Powered by Web95

Escribe las palabras que deseas buscar en el sitio