Complejo Monumental de la Plaza de los Milagros de Pisa

Complejo Monumental de la Plaza de los Milagros de Pisa
Desde 1.80

Organización Técnica Opera della Primaziale Pisana
Provided by Opera della Primaziale Pisana

Panoràmica

Boleto combo válido para los museos y monumentos de Plaza de los Milagros de Pisa:

  • Catedral
  • Baptisterio
  • Cementerio Monumental
  • Museo delle Sinopie
  • Museo de la Opera

** El Museo de la Opera permanecerá cerrado por restauración a partir del 17 de mayo del 2014, por alrededor de 2 años.

ATENCIÓN: la entrada a la Torre Inclinada NO ESTÁ INCLUIDA; es posible comprarla haciendo click aquí.

IMPORTANTE: ¡ATENCIÓN! El acceso NON SERÁ PERMITIDO a los clientes que se presenten sin el BOLETO enviado, emitido por la OPERA DE LA PRIMAZIALE PISANA.

NOTA: La visita es confirmada 45 días antes de la fecha, por lo que la reserva garantiza la inclusión en la lista de espera y el envío del boleto tan pronto como lo recibamos de parte de la OPERA DE LA PRIMAZIALE PISANA. El cargo a tarjeta de crédito se realiza el día hábil siguiente a la solicitud.

La catedral está abierta para el turismo y la admisión está incluida en la compra de cualquier boleto para otro monumento de la Piazza dei Miracoli. La catedral es sobre todo un lugar de culto y oración. Se ruega a los visitantes tener un comportamiento y vestido adecuado, por respeto al lugar y las personas.

EXPOSICIÓN TEMPORAL: Del 17 de mayo del 2014 al 15 de enero del 2015, los nuevos espacios expositivos "ex-oficinas" y el Museo delle Sinopie acogerán la expsición Ángeles del Maestro Igor Mitoraj. La exposición tendrá alrededor de 100 obras, incluyendo esculturas monumentales, bronces, fusiones en hierro fundido y diseños. Incluirá tambén 50 yesos, por primera vez reunidos en una única exposición, formando la gipsoteca ideal del artista. La exposición revela, además, la producción menos conocida de Mitoraj: la pintura.

La reservación debe ser hecha con una anticipación mínima de 1 día antes de la fecha de la visita.

Horarios de apertura:

  • Enero - Febrero: 10:00 - 17:00
  • Marzo: 9:00 - 18:00
  • Abril - Septiembre: 8:00 - 20:00
  • Octubre: 9:00 - 19:00
  • Noviembre - Diciembre: 10:00 - 17:00
  • 25 Diciembre - 6 Enero: 9.00 - 18:00
  • La catedral abre a los visitantes a las 10:00 (a las 13:00 en días festivos)

La entrada es permitida hasta 30 minutos antes del cierre.

Los niños de 10 años o menos tienen entrada gratuita, siendo acompañados por un adulto. Los niños de 11 años o más necesitan boleto.

Los discapacitados y sus acompañantes tienen derecho a entrada gratuita a los monumentos.

IMPORTANTE: Después de haber completado con éxito una reservación, recibirá due e- mails: la copia de su órden (inmediatamente después de haberlo completado) y la mail de confirmación (un día laboral después). A fin de poder recibir estas dos e-mails, le suplicamos que se asegure de inserir correctamente su dirección de correo electrónico y checar que los filtros anti-spam no bloqueen le mails de nuestra dirección [email protected] Los usuarios de direcciones de correo AOL y Sbcglobal.net deben prestar particular atenciòn.

ATENCIÓN: si el horario solicitado está completo, el museo confermará automáticamente el horario más cercano posible de la misma fecha.

Política de cancelación: Es posible cambiar o cancelar una reservación a más tardar 10 días después del haber hecho la reservación. Los cambios serán aceptados según la disponibilidad remanente. Las cancelaciones dentro de este límite implican el reembolso del costo de los tickets no utilizados menos el costo del servicio. Cancelaciones sucesivas y no shows no son aceptados y no son reembolsables.

¿Cómo llegar?

Tren

1) Desde la estación de ferrocarriles de Pisa Central

Autobús:
LAM ROSSA (frente la salida principal de la estación de ferrocarriles) hasta la parada en Vía Cammeo/Piazza Manin
N. 4 (enfrente a la salida principal de la estación de ferrocarriles) hasta la parada de Plaza del Arcibispado
N. 21 - nocturno (enfrente la salida principal de la estación de ferrocarriles) hasta la parada en Vía Cammeo/Piazza Manin
Taxi:
Es posible utilizar el servicio taxi frente a la salida principal de la Estación Central
A pie:
Saliendo de la entrada principal de la Estación, dirigirse a Plaza Vittorio Emanuele, ubicada frente a la misma, y, a partir de allí, pasar por Vía Crispi. Una vez en Vía Crispi, seguir todo recto hasta el Puente Solferino. Cruzar el puente, siguiendo siempre todo recto, tomar la calle Vía Roma hasta llegar a Plaza de los Milagros y la Torre. Tiempo: 25 minutos aproximadamente.

2) Desde la estación de ferrocarriles de Pisa San Rossore

A pie:
Salir a través del paso subterráneo de Plaza Fancelli. Seguir todo recto hasta llegar a Vía Andrea Pisano. Girar a la izquierda y seguir todo recto hasta llegar a Plaza de los Milagros y la Torre Tiempo:5 minutos aprox

Avión (desde el aeropuerto Internacional Galileo Galilei)

Autobús:
LAM ROSSA (enfrente a la salida del aeropuerto) hasta la parada en vía Cammeo/Piazza Manin
N. 21 - nocturno (enfrente a la salida del aeropuerto) hasta la parada en vía Cammeo/Piazza Manin
Taxi:
Es posible utilizar el servicio taxi frente a la salida principal del Aeropuerto.

En coche

1) De la salida del autopista Pisa Norte

Carretera estatal Aurelia para Pisa. En el cruce con el Parque de S. Rossore girar a la izquierda para Viale delle Cascine. Una vez recorrida Vía Contessa Matilde, se alcanza Largo Cocco Griffi y Plaza de los Milagros (15-20 minutos)

2) De la salida de la carretera "Fi-Pi-Li" - Pisa Centro

Saliendo por la "Aurelia", seguir hacia la Carretera estatal 1 Aurelia en dirección de Pisa. Una vez cruzado el río Arno por el puente sobre la Aurelia, girar hacia Lungarno Cosimo I° y, después, hacia Vía B. Pisano hasta llegar a Plaza de los Milagros (15-20 minutos)

Estacionamiento para turistas en Via Pietrasantina, cinco minutos andando deesde Plaza de los Milagros

Detalles

Plaza de los Milagros

Con extraordinaria eficacia la expresión «Piazza dei Miracoli» (Plaza de los Milagros), creada por Gabriele D'Annunzio (1863-1938), sintetiza el estupor y la admiración que desde hace siglos siente quien, atravesando el recinto amurallado o desembocando oblicuamente desde via S. Maria, abraza en un sola mirada el blanco candor de los monumentos sobre el verde brillante de la alfombra de césped.

Sorprende también el singular aislamiento del conjunto: el gran espacio donde se elevan los edificios sagrados se encuentra a orillas del núcleo urbano, en la esquina noroccidental, en posición casi orgullosa y apartada respecto a los trajines cotidianos de la ciudad. Pero una atenta lectura histórica y la contribución de los descubrimientos arqueológicos recientes devuelven a la Catedral toda su centralidad, fundada sobre la original elección del sitio y conservada a través de los siglos como centro de la vida religiosa y civil de Pisa. Para percibirla, es necesario colocarse en la dimensión marítima que desde la época etrusca contribuyó al crecimiento de la ciudad. Está situada en una afortunada posición geográfica que la colocaba al centro de una red de trayectos marítimos, fluviales y terrestres, con un territorio interior capaz de ofrecer una amplia gama de productos no sólo agrícolas sino también madera y material lapídeo para construcciones, favoreciendo de tal modo la instalación de significativas estructuras manufactureras.

Un río hoy desaparecido - el Auser - tocaba entonces el área de la Plaza, fluyendo a lo largo del margen septentrional y doblando luego hacia el Sur para desembocar en el Arno; y en el Auser, a pocos cientos de metros de aquí, cerca de la actual estación de Pisa-San Rossore, había un puerto fluvial que funcionó durante un milenio, desde la edad etrusca a la romana tardía, devuelto a la luz tras un larguísimo olvido a finales del siglo XX. Es precisamente redescubriendo esta disposición más antigua, que la ubicación de la Catedral pierde su aparente marginalidad para asumir un significado nuevo y más completo: a la luz de las modalidades de la cristianización de Pisa, que estudios recientes indican proveniente del mar, el sitio adquiere, de hecho, una inédita centralidad - que hoy en día no se percibe - si se le relaciona con la cercana instalación portuaria fluvial que permaneció activa hasta el siglo V d.C.

Fue este el lugar elegido como sede de la Iglesia pisana desde sus orígenes, considerados anteriores a la paz constantiniana de año 313. Pero los más antiguos edificios sagrados fueron desmantelados con el paso del tiempo, y los monumentos que admiramos hoy se remontan a los siglos centrales de la Edad Media, cuando en el culmine del esplendor gracias a las victoriosas hazañas en el mar, Pisa afirmaba su supremacía en ámbito regional e internacional, llegando a reivindicar el papel de "nueva Roma". De tal orgullo y conciencia nació el proyecto de reconstruir, en las proximidades de una precedente catedral descubierta tras unas excavaciones arqueológicas, la nueva S. Maria. Fue fundada en 1064, año de la victoriosa hazaña anti-sarracena de Palermo, cuyo botín fue en parte invertido precisamente en su construcción. El «templo de mármol blanco como la nieve» - como lo definió el autor de la inscripción fúnebre de su arquitecto, Buschetto - representaba toda la comunidad civil y religiosa, y debía reflejar a los ojos del mundo fama y potencia En la fachada fueron colocados epígrafes que celebraban las principales hazañas marineras; en los laterales fueron colocadas partes provenientes de monumentos de edad romana para subrayar la grandeza de Pisa como la nueva Roma; el paramento fue ornamentado ricamente con elementos decorativos, entre los que destacan los losanges polícromos de derivación árabe. En la cima del tejado, por último, fue colocado el magnífico grifo de bronce de fabricación islámica ahora en el Museo dell'Opera, probablemente proveniente de España traído a Pisa con el botín de alguna expedición militar.

Frente a la Catedral, en eje con su fachada, fue construido el Baptisterio, fundado en el 1152 a partir de un proyecto de Diotisalvi. Un edificio que según los últimos estudios resulta impregnado de recuerdos del Santo Sepulcro de Jerusalén, proponiendo nuevamente el tema de las influencias y de las relaciones entre la arquitectura pisana y el Oriente. En la construcción del edificio, destinado a cobijar la pila con la cual los Pisanos entraban a formar parte del pueblo cristiano, participó unánimemente toda la ciudad: el cronista Bernardo Maragone narra que una de las ocho columnas provenientes de las islas de Elba y Cerdeña, colocadas en el interior en el 1163, fue elevada por los habitantes de la zona de Porta Aurea.

La planta circular del Baptisterio fue retomada en el 1173 por el anónimo proyectista del Campanario (Bonanno Pisano o Diotisalvi?). Obra inusual en su redondez que remite a las curvas de los cercanos ábsides de la Catedral, se parece a los otros edificios de la Plaza por el repetirse de columnas y arquito, Poco después de la fundación, el más célebre monumento ciudadano fue afligido por el "mal oscuro" que le ha dado fama mundial, manifestando los graves problemas estáticos resueltos tras más de ochocientos años de temor gracias a las obras de consolidación llevados a cabo en el último decenio del siglo que acaba de concluir.

Con la Torre Campanaria, el conjunto de la Catedral estaba completado; pero en el siglo XIII, mientras las obras proseguían y los edificios se enriquecían de magníficas obras de arte, dos nuevas construcciones definieron el espacio de la Plaza come la conocemos hoy, ambos creados por iniciativa del gran arzobispo de Pisa Federico Visconti. En la parte sur fue erigido el Hospital Nuevo, donado a la ciudad en el 1257 por el Papa Alessandro IV como signo de la reconciliación con la Sede apostólica tras una crisis durada más de un quindenio, donde recibían asistencia peregrinos, pobres y enfermos. Es el gran edificio que actualmente acoge al Museo delle Sinopie (Museo de los Almagres), en el cual nos encontramos. Enfrente del mismo empezó, en el 1277, la construcción de un nuevo cementerio donde concentrar las tumbas hasta entonces esparcidas alrededor de la Catedral. De este proyecto la realización del Camposanto, extraordinario claustro cuadrangular que, con su fachada marmórea, cierra a norte la Plaza de los Milagros. Concebido para la sepultura de los muertos así como para la instrucción de los vivos, invita a reflexionar sobre la vida terrena y eterna con el grandioso ciclo de frescos de los que se conservan los bocetos (almagres) en el Museo.

El Museo de la Opera

El Museo de la Opera del Duomo, inaugurado en el 1986 en el antiguo Seminario Vescovil, es un proyecto de museo iniciado hace muchos años para exponer y dar a conocer el desarrollo del arte pisano y en particular de la escultura medieval, nacida en la antigua cantera de la plaza, cuyas obras estaban hasta ese momento dispersas en varias sedes . Las más prestigiosas de las esculturas provenientes de los monumentos durante las restauraciones fueron llevadas con el en tiempo - en particular durante el siglo XIX – al Museo Cívico, posteriormente convertido en Museo Nacional de San Mateo; otras, reconocidas y estudiadas a inicios del siglo XX, estaban en los almacenes de la Opera después de las guerras; otras más, mezcladas con obras provenientes de otras partes de la ciudad, se hallaban en el Camposanto monumental, último residuo del singular museo organizado por Carlo Lasinio a principios del siglo XIX.

Tras un atento examen de cada pieza, se procedió a redefinir de las sedes de la exposición, destinando al nuevo museo todas las esculturas de las cuales se había acertado la el origen en los edificios de la plaza. Junto a ellas se encuentra el Tesoro del Duomo – plata y paramentos sagrados, códigos litúrgicos - y una sintética reseña de las decoraciones, mientras que una sección especial ha sido dedicada a las antigüedades egipcias, etruscas y romanas expuestas a inicios del siglo XIX en las galerías del Camposanto.

Creada como residencia de los canónicos del Duomo desde finales del siglo XII hasta inicios del XVII, el edificio está formado por dos cuerpos de fábrica rectangulares en ladrillos, dispuestos a forma de L que delimitan un claustro, aún visible no obstante las adaptaciones necesarias para la transformación en Seminario Diocesano, ordenada por el Obispo Carlo Antonio Dal Pozzo (1582-1607). A él se debe la actual fachada, la huella de Florencia, donde surgen los yesos perfilados en piedra serena, las ventanas y los dos portales simétricos. Una vez que se transfirió el seminario en el 1784, el palacio pasó a manos privadas; vendido al coleccionista de arte Giovanni Rosini, hospedó por un breve período la Academia Pisana de Bellas Artes, para luego volver al uso religioso en el 1887, cuando se convirtió en monasterio femenino: las modificaciones desnaturalizantes que siguieron fueron eliminadas durante la última restauración que inció después de que la Opera, en el 1979, adquirió el edificio para convertirlo en museo.

Precios

Reservación solo de tickets a precio entero.

Los niños hasta 10 años tienen entrada gratuita (deben ser acompañados por un adulto).

Reservaciones disponibles solo trámite la Opera della Primaziale Pisana:

- Los grupos escolares tienen derecho a una reducción del ticket de entrada a todos los monumentos, previa presentación en la taquilla de la lista nominativa en papel intestado del Instituto. Con las mismas modalidades los estudiantes de la Provincia y de la Diócesis de Pisa tienen derecho a la entrada gratuita, tras haber recogido en las taquillas la idónea autorización. Los profesores acompañantes de las clases tienen derecho a una gratuidad cada 10 alumnos.
- La Opera della Primaziale Pisana ofrece el acceso gratuito a los monumentos de la Piazza del Duomo (Plaza de la Catedral) reservado a los minusválidos y a sus acompañantes (uno por cada minusválido), tras haber visionado el reglamento de las modalidades de acceso, donde estuvieran presentes. Para la visita a la Torre, dado que es el único monumento cuya entrada tiene fijada un cupo, es necesario dirigirse al responsable de turno del servicio de vigilancia.

Con la adquisición de cualquier ticket de entrada a un monumento de la Piazza del Duomo, se concede el acceso gratuito a las áreas multimediales y de información presentes en los recorridos específicamente realizados en el Museo dell'Opera del Duomo (Museo de la Obra de la Catedral) y en el Museo delle Sinopie (Museo de los Almagres): ambientes virtuales, experimentaciones para la exploración táctil de esculturas e informaciones histórico-culturales mediante soporte vocal.

Comentarios



WARNING:La admisión al lugar reservado será negada sin la presentación del voucher. La presentación de una copia del módulo de orden no da derecho a ser admitidos. No existen excepciones a esta regla.

Waf.it y Weekendafirenze.com son marcas registradas por Weekend a Firenze Srl en la Cámara de Comercio de Florencia, autorización nr. 0469879 - capital social. € 61.200,00 - Copyright © 1995 - 2016 por Weekend a Firenze ® s.r.l. - Via Pistoiese 132, 59100 Prato (ITALY) - Fax +39-0574-401744 - p. IVA 02180560480 - Derechos reservados - Informaciones

Powered by Web95

Escribe las palabras que deseas buscar en el sitio